Todo lo que necesitas saber sobre la bronquiolitis...

investigation-2458540_1920

La bronquiolitis es una enfermedad respiratoria muy común en bebés y menores de 2 años. El Dr. Francisco Basanta, responsable del servicio de Neonatología y de las Urgencias de Pediatría del Hospital La Milagrosa, responde a las dudas más comunes sobre esta patología.

¿Por qué la bronquilolitis es una enfermedad asociada a menores de dos años, principalmente?
Por definición, se trata del primer episodio agudo de dificultad respiratoria con sibilancias, generalmente, precedido de un catarro de vías altas, que afecta a menores de 2 años.

Esta infección la causa, generalmente, el virus respiratorio sincitial (VRS) y está asociado a la estacionalidad. Podría ser entendible su presencia durante los meses de otoño e invierno, pero ¿por qué está presente también en la primavera?
Porqué el VSR, aunque es el más frecuente, no es el único causante de la enfermedad. Hay otros virus, en otras estaciones, que también pueden causarla.

La población de riesgo son los prematuros, niños que asisten a guarderías, hijos de fumadores, bebés que han carecido de lactancia materna y aquellos que viven en ambientes hacinados. Centrándonos en los hijos de fumadores y aquellos que han carecido de lactancia materna, ¿en qué media estos factores les afectan sobre manera?
Los beneficiados por lactancia materna son receptores de mayor maduración inmunitaria, a través de la leche y, según los últimos estudios, presentan menores índices de patología respiratoria y menor tasa de hospitalización en los 6 primeros meses de vida. Cierto es que este efecto parece atenuarse a partir del año de vida.
Los hijos de fumadores padecen mayor número de enfermedades respiratorias (incluida la bronquiolitis). Incluso también los hijos de madres fumadoras durante la gestación. Incluso aquellos que no son expuestos directamente al humo del tabaco (sólo a través de la ropa).
Según algunos estudios, el humo del tabaco multiplica por 4 el riesgo de padecer una infección por VSR.

¿Cómo deben actuar las familias ante la aparición de esta enfermedad? Y los centros educativos, ¿deben iniciar algún tipo de protocolo en las aulas?
Los familiares deben estar tranquilos y ser conscientes de que, habitualmente, se trata de una enfermedad benigna que no requiere hospitalización y, por lo tanto, deben acudir a su pediatra habitual.
Tan sólo en casos en los que se presenten signos de dificultad respiratoria más importante (aceleración respiratoria, sibilancias, hundimiento intercostal, cianosis, etc.) deben acudir a los servicios de urgencias.
En las aulas, se debería observar una higiene estricta de manos tras manipular a cada uno de los niños, fundamentalmente en otoño e invierno y con aquellos niños que presenten síntomas catarrales.

Finalmente, la bronquiolitis también la padecen los mayores. En estos casos, ¿son los síntomas iguales a los que tienen los niños? ¿Y su tratamiento? ¿Cuáles son los perfiles, con estas edades, más propensos a padecerla?
Los niños mayores pueden padecer episodios de broncoespasmo de repetición (asma infantil), muchas veces presentado como secuela de una bronquiolitis. Los síntomas y el tratamiento son muy similares. En general, estas crisis suelen desaparecer con la edad (5-7 años). En algunos casos, está indicado hacer estudios por si hubiese otros factores (alergias u otra patología pulmonar) que pudiesen influir en la aparición de estas crisis.
En casos de crisis frecuentes está indicado pautar tratamiento preventivo, cuyo objetivo es disminuir la frecuencia e intensidad de las crisis.
En adultos, la bronquiolitis es una patología distinta, no relacionada con la infantil, y, aunque generalmente leve, puede evolucionar hacia fibrosis pulmonar.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información Aquí. CERRAR