Técnicas para aliviar la bronquiolitis en los niño...

Técnicas para aliviar la bronquiolitis en los niños: la fisioterapia respiratoria

niño tosiendo

Llega el invierno y con él los catarros e infecciones de las vías respiratorias altas, medias y bajas. Entre estas infecciones se encuentra la bronquiolitis que experimenta un gran repunte entre los meses de noviembre a febrero.

¿En qué consiste la bronquiolitis?
La bronquiolitis es la inflamación de los bronquiolos. Estos son unos conductos respiratorios muy pequeños que desembocan en los pulmones y son los responsables de controlar la distribución y el flujo del aire en los pulmones. Esta inflamación suele estar provocada por causas virales como el virus de la gripe, el rinovirus, o el más común, el virus respiratorio sincitial (VSR), que produce una hinchazón de estos conductos llenándose de mucosidad y dificultando la respiración.

Esta enfermedad es habitual en niños lactantes y menores de dos años ya que al tener las vías respiratorias de menor tamaño, se obstruyen con mayor facilidad.

Su sintomatología puede ser muy aparente por las sibilancias (pitidos al tener dificultad respiratoria), tiraje (hundimiento de la musculatura intercostal), respiración rápida y fiebre alta, entre otros.

Es importante observar al niño y acudir al especialista en cuanto se observe posibles complicaciones.

No obstante, avances en el ámbito de la fisioterapia han conseguido que a través de técnicas respiratorias se mejore el estado del niño, su capacidad torácica y la eliminación de la mucosidad de las vías respiratorias.

¿Qué se consigue con la fisioterapia respiratoria infantil?
Las técnicas realizadas por los especialistas del Servicio de Rehabilitación y fisioterapia pueden llegar a obtener estos resultados:
– Facilita la limpieza de secreciones, disminuyendo la obstrucción de la vía aérea.
– Asistencia a la tos.
-Mejora la movilidad y flexibilidad de la caja torácica
-Mejora el patrón ventilatorio para aumentar su calidad de vida.
– Logra una mejoría clínica y de parámetros como la frecuencia respiratoria.
– Entrenamiento específico de la musculatura respiratoria.
-Evita o disminuye los ingresos hospitalarios y estancias en urgencias.

Con estas actuaciones lo que se consigue es:

Prevenir posibles disfunciones respiratorias.
Recuperar la función pulmonar.
Mejorar la calidad de vida de los pacientes.
Educar a los padres sobre el uso de los distintos dispositivos de administración de la medicación (lavados nasales, la aerosolterapia)

 ¿Cómo es una sesión de fisioterapia respiratoria infantil?

La evaluación previa es el primer paso que lleva a cabo el especialista. Gracias a este estudio se detectan los signos y síntomas que permiten reconocer si es una patología que sólo afecta a la vía aérea alta (laringe, faringe, fosas nasales) o al pulmón, o puede que a ambas vías, aunque estos casos, son menos comunes.

Otros parámetros que se evalúan son los fisiológicos como la frecuencia cardíaca, frecuencia respiratoria y la saturación de oxígeno en sangre.

También se estudia la tos, si es seca o húmeda (con secreciones), si el niño presenta fiebre o no. Si es un episodio viral (según brotes estacionales) o bacteriano. Si es una alteración respiratoria secundaria a otras patologías, por ejemplo, enfermedades neuromusculares, encefalopatías, etc. .

Con todo esto, el especialista puede obtener un diagnóstico y decidir el tipo de tratamiento que va a aplicar al niño para ayudar a que su sistema respiratorio elimine la mucosidad, entre otras cosas.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información Aquí. CERRAR