¿Qué es y cómo actuar ante un golpe de calor?

¿Qué es y cómo actuar ante un golpe de calor?

aqua-3445987_1920

El calor de los meses del verano es un factor de riesgo especialmente para niños, ancianos o personas con patologías previas. La insolación o el denominado “golpe de calor” pueden acarrear consecuencias fatales que deben ser adecuadamente prevenidas y sobre las que es necesario actuar con celeridad.Factores de riesgo
• Esfuerzos físicos intensos y su duración
• Incapacidad para obtener fácilmente agua dulce
• La exposición al calor
• Uso de ropas inadecuadas
• La falta de aclimatación al calor (es necesario un periodo entre 7 y 14 días)

Factores multiplicadores del riesgo

• Estilo de vida: sobrepeso, baja condición física, no dormir suficiente.
• Dieta y bebidas: cafeína, bebidas gaseosas con contenido de azúcar >6%, dietas bajas en sal.
• Drogas: alcohol, cocaína, metanfetaminas.
• Enfermedades graves; diarrea aguda, fiebre por cualquier razón, extensas infecciones de la piel, infecciones respiratorias.
• Enfermedades crónicas: enfermedades del corazón, diabetes, alcoholismo.
• Medicamentos: alergias(antihistamínicos), náuseas(anticolinérgicos).
• Antihipertensivos: alfaandrenérgicos (pseudoefedrina), bloqueadores debeta, bloqueadores de los canales del calcio, diuréticos.
• Medicamentos adelganzantes: laxantes.
• Medicinas para salud mental: benzodiacepinas, neurolépticos(fenotiacinas), antidepresivos tricíclicos.
• Medicamentos para el tiroides

Presentaciones clínicas
El daño por el calor ocurre cuando el balance hacia el acúmulo de calor es excesivo, apareciendo cuadros clínicos de distinta gravedad:

1.Rash por calor: ocurre por la sudoración abundante en ambientes húmedos y poco ventilados.

2.- Calambres y agotamiento por calor: frecuente en personas no aclimatadas que efectúan algún trabajo duro, también en ancianos, sobre todo si toman diuréticos. Se debe colocar a la persona en reposo, en un ambiente fresco e hidratarlo adecuadamente.

Se puede prevenir este cuadro reponiendo las pérdidas por sudor, teniendo en cuenta que en ambientes cálidos pueden perderse, realizando un trabajo duro, hasta 6-8 l/día en personas no aclimatadas.

3.- Síncope por calor: se produce por la pérdida de volumen por el sudor, la dilatación de la circulación periférica y la disminución de la perfusión cerebral.
Hay bajada de tensión que se recupera al caer al suelo, taquicardia, dilatación de pupilas, piel fría y sudorosa.
La pérdida de conciencia puede ir precedida de vértigos, náuseas y dolor de cabeza. La conciencia se recupera al retirar a la persona del calor y colocarlo tumbado.

¿Qué es un golpe de calor?
Es un síndrome potencialmente fatal, el más grave de los efectos nocivos del calor, que no va precedido necesariamente de las otras alteraciones producidas por el mismo.

Cursa con disfunción multiorgánica producida por la elevación de la temperatura corporal secundaria a un fracaso de los mecanismos termorreguladores, aumentando la temperatura corporal a límites incompatibles con la vida produciéndose una afectación multisistémica que afecta de forma desigual a los diferentes órganos de la economía: sistema cardiovascular, daños renales y musculares, manifestaciones neurológicas, síntomas gastrointestinales, alteraciones hepáticas y hematológicas, ectos endocrinos y alteraciones pulmonares.

Se asocia con temperaturas rectales superiores a los 40ºC, no siendo imprescindible la exposición al sol. Aparece con más frecuencia entre las 24-48 primeras horas de una ola de calor, cuando aún no se han puesto en marcha los mecanismos de aclimatación, sobre todo si las temperaturas ambientales alcanzan los 30º y la humedad ambiental es superior al 60%. Reconocer esta situación y bajar la temperatura es una urgencia vital.

¿Cómo prevenirlo?
– Es una enfermedad evitable.
– Se debe informar que síntomas tales como temblores, náuseas, vómitos, convulsiones ponen en aviso del peligro de padecer un golpe de calor.
– Para evitar la presentación de la forma activa se deben evitar los ejercicios físicos durante las horas de mayor calor y durante los días de gran humedad; si de todas formas se realiza un esfuerzo físico intenso, antes de iniciarlo se deben ingerir abundantes bebidas en la hora previa a la realización del ejercicio, al menos 1500 ml de solución hipotónica y salina (agua , 2.5 gr de glucosa y 0.2 gr de ClNa por cada 100 ml de agua), evitando previamente ingerir alcohol y/o café.
– Durante el ejercicio se deben beber unos 150 ml de solución 6 veces por hora si el ejercicio es muy intenso. Después del ejercicio se deben ingerir bebidas azucaradas para restaurar el glucógeno hepático. El ejercicio se debe realizar siempre con ropas adecuadas
Para evitar la presentación de este cuadro en la forma pasiva, las personas susceptibles deberán ingerir unos 2-3 lítros diarios de líquidos para evitar la deshidratación, así como usar ropas finas y sueltas, permanecer en habitaciones aireadas, incrementar el aporte salino a la dieta, usar ventiladores o aparatos de aire acondicionado, duchas y/o baños fríos frecuentes.

Tratamiento
• En el tratamiento por un golpe de calor cada minuto que pasa es importante para evitar secuelas posteriores definitivas.
• La primera actuación debe ser la de enfriar rápidamente “in situ” al trabajador o deportista. Si se puede, sumergir al afectado en una bañera de agua helada. Esta actuación es la ideal. Cuando esto ocurre, la recuperación suele ser del 100% de los casos. De no se así, es conveniente la aplicación de compresas de agua fría en la cabeza y empapar con agua fresca el resto del cuerpo. El enfriamiento del rostro y la cabeza puede ayudar a reducir la temperatura del cerebro. Se debe reducir la temperatura corporal disminuyendo la exposición al calor y facilitando la disipación de calor desde la piel. Se deben quitar las prendas innecesarias y abanicar a la víctima para refrescar la piel.
• La gran mayoría de los afectados pueden volver a realizar los mismos esfuerzos, sin ningún problema, poco tiempo después de haber sufrido un golpe de calor
• No se deben controlar las convulsiones que pudieran producirse. Las convulsiones son movimientos musculares que se producen de manera incontrolada debido a un fallo en el sistema nervioso central. Si se intentan controlar estos movimientos, se podrían producir lesiones musculares o articulares importantes. Es conveniente colocar algún objeto blando (ropa, almohada, cojín, etc.) debajo de la cabeza de la víctima para evitar que se golpee contra el suelo.
• La segunda medida a tomar es el traslado del trabajador o deportista a un centro sanitario en un vehículo con las ventanas abiertas.

Dra. Mónica Moreno
Hospital La Milagrosa

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información Aquí. CERRAR