cámara de medicina hiperbárica

La Medicina Hiperbárica es un tratamiento por el que los pacientes reciben oxígeno en una concentración cercana al 100% a una presión de 1,45 Atmósferas. Es lo que se denomina hiperoxia.
Este tratamiento no invasivo consigue que el oxígeno se diluya en el plasma sanguíneo de forma que favorece el metabolismo celular, consiguiendo la desinflamación, la regeneración de todos los tejidos del cuerpo, etc.

¿Cómo es la Terapia en Cámara Hiperbárica?

La Terapia en Cámara Hiperbárica puede ser prescrita por Cirujanos Generales, Cirujanos Vasculares, Médicos Rehabilitadores, Neurólogos, Oncólogos, Reumatólogos y Traumatólogos. Sin embargo, también puede ser el propio paciente quien se interese por recibir esta terapia. El motivo es que en nuestra Unidad de Medicina Hiperbárica contamos con un profesional en esta especialidad que quién decida si la terapia está indicada o no y el número de sesiones dependiendo de la patología o de lo que el paciente desee conseguir (por ejemplo, acelerar los procesos de recuperación tras una competición, además de optimizar el entrenamiento, resistencia y volumen muscular).

Las sesiones tienen una duración estimada de entre 60 y 90 minutos. El paciente entrará en la cámara con su ropa de calle y descalzo, y se le pondrá una mascarilla por donde recibirá el oxígeno a alta presión.
Para estar cómodo, en la Unidad le proporcionaremos una almohada y unas mantas por si quiere relajarse o dormir. Pero podrá introducir material para entretenerse, como puede ser un libro, una tableta o un reproductor mp3. Podrá estar tumbado o sentado y moverse dentro de ella, ya que es muy espaciosa. También tiene cuatro ventanas a cada lado de la cámara, lo que le permitirá ver el exterior en todo momento.

El número mínimo de sesiones es 5 y será el especialista en Medicina Hiperbárica quien decida el número idóneo para cada paciente. Las sesiones pueden ser desde una diaria hasta una semanal (incluso si el médico lo considera necesario se pueden dar 2 sesiones en un día con un lapso de tiempo de 5 horas).

Beneficios de la Medicina Hiberbárica

Angiogénesis y Neovascularización: estimula y favorece la generación de pequeños vasos, por lo que se acelera la cicatrización y recuperación de los tejidos.

Estimula la síntesis de colágeno: la hiperoxia consigue estimular la síntesis de colágeno, proceso fundamental para cicatrizar y reparar tejidos dañados.

Inmunidad celular: La presencia de oxígeno en alta concentración estimula y favorece este proceso inmunológico.

Disminuye el estrés oxidativo y la respuesta inflamatoria: la hiperoxia regula la respuesta inflamatoria y disminuye.

Estimula las células madre: lo que ayuda al proceso de recuperación de tejidos y formación de nuevos vasos sanguíneos.

Mejora la actividad inmunológica celular: gracias a la estimulación de los glóbulos blancos de la sangre.

Osteogénesis: los altos niveles de oxígeno en sangre favorecen la reparación ósea al estimular las células formadoras de hueso.

Neuroprotección: además de crearse nuevos vasos y mejorar la oxigenación cerebral, aumenta la neuroplasticidad del cerebro.

Aumento del éxito de implantes y colgajos: la hiperoxia consigue mejorar la tasa de aceptación en cirugías que requieren este tipo de tratamientos.

Indicaciones de la Medicina Hiperbárica

Clínica Médica: el oxígeno hiperbárico ha demostrado tener efectos desinflamatorios y cicatrizantes y reparadores de tejidos, además de que aumenta el flujo sanguíneo del sistema nervioso central y periférico y tener un importante efecto beneficioso sobre los neurotransmisores. Esto convierte a la Medicina Hiperbárica como un tratamiento especialmente indicado para la fibromialgia, al reducir, revertir e incluso eliminar sus síntomas.

Patologías:

  • Fibromialgia
  • Fatiga crónica
  • Migrañas
  • Acúfenos. Sordera súbita y síndromes vertiginosos


Heridas:
Hay heridas especialmente difíciles de tratar y curar que son objeto de tratamiento de la Medicina Hiperbárica. Su efecto antiinflamatorio y bactericida se suma a que el oxígeno hiperbárico favorece la estimulación de colágeno (fundamental en la cicatrización de heridas y reparación de tejidos), la formación de nuevos vasos sanguíneos y la formación de células madre.

Patologías:

  • Gangrena de Fournier (enfermedad infecciosa caracterizada por una acción necrotizante que afecta de manera muy rápida y que aparece en la zona perineal, genital y perianal)
  • Escaras
  • Heridas postquirúrgicas
  • Injertos
  • Pie diabético
  • Quemaduras
  • Úlceras


Medicina del Deporte:
la terapia con oxígeno hiperbárico es ideal para personas que practican deporte y para pacientes con lesiones producidas por su práctica.
Su uso acelera la recuperación después de una competición, además de optimizar el entrenamiento, resistencia y volumen muscular.
Por otra parte la hiperoxia hace que la recuperación y rehabilitación de tejidos, lesiones de ligamentos, tendones, músculos y articulaciones sea más rápido y efectivo.

Patologías:

  • Lesiones de tendones y ligamentos
  • Lesiones musculares
  • Recuperación postejercicio
  • Síndrome de Fatiga Subaguda y Crónica


Neurología:
la terapia con cámara hiperbárica aumenta el flujo sanguíneo cerebral, disminuye el edema, mejora los procesos de reparación de los tejidos lesionados, tiene efectos beneficiosos sobre algunos neurotransmisores y aumenta el flujo de oxígeno en el sistema nervioso central.
En el caso del Parkinson, se ha observado que todo esto, consigue disminuir el temblor y la rigidez característicos de la enfermedad.

Patologías:

  • Accidente Cerebrovascular e Ictus
  • Enfermedad de Alzheimer
  • Enfermedad de Parkinson
  • Esclerosis Múltiple
  • Lesiones en la Médula Espinal


Neurología Infantil:
en niños ayudas a la regeneración axonal (conexión de neuronal) tanto a nivel del sistema nervioso central como periférico. Además disminuye el edema cerebral, atenúa déficit de motricidad, disminuye los riesgos de secuelas y estimula el riego sanguíneo evitando trastornos circulatorios cerebrales. También mejora la función motora y el control de la motricidad final (coordinación de los movimientos musculares de pequeñas partes del cuerpo, como pueden ser los dedos).

Patologías:

  • Espectro autista
  • Parálisis Cerebral
  • Trastorno Generalizado del Desarrollo (grupo de trastornos que afectan el crecimiento de los niños en los primeros años de su vida)


Oncología:
la cámara hiperbárica en la que se realiza el tratamiento genera una hiperoxia tan fuerte que llega a todas las células del cuerpo, incluidas las tumorales. El oxígeno a una presión tan alta hace que éstas puedan llegar a disminuir su crecimiento e, incluso, favorezcan su disminución. Además, también está indicado tras los tratamientos con radioterapia, al ayudar a una más rápida regeneración celular.
Los pacientes oncológicos presentan una mejor tolerancia a los tratamientos mejorando así su calidad de vida.

Patologías:

  • Radioterapia
  • Quimioterapia
  • Tumores


Rehabilitación:
el aumento de la cantidad de oxígeno en sangre produce un incremento del flujo sanguíneo cerebral, tiene efectos desinflamatorios, disminuye el edema, mejora los procesos de reparación de tejidos lesionados, tiene efectos beneficiosos sobre los neurotransmisores y hace que el sistema nervioso central pueda consumir más oxígeno. Todos estos mecanismos aceleran los procesos de recuperación y rehabilitación.

Patologías:

  • Lesiones musculares, osteoarticulares, postquirúrgicas y traumatismos
  • Rehabilitación de pacientes neurológicos: Alzheimer, Parkinson
  • Rehabilitación tras Accidente Cerebrovascular
  • Traumatismo con daño cerebral


Reumatología:
la rapidez en llegar a las células del oxígeno hiperbárico consigue una mayor eficacia en los procesos desinflamatorios y en la regeneración de los tejidos necesarios para la mejoría de la sintomatología de las enfermedades reumáticas.

Patologías:

  • Artritis
  • Artrosis
  • Esclerodermia (enfermedad inmunológica caracterizada por un endurecimiento de la piel pero que también puede afectar a los órganos internos del cuerpo)
  • Fibromialgia
  • Vasculitis (inflamación de los vasos sanguíneos)


Traumatología:
la terapia hiperbárica está totalmente indicada para cualquier traumatismo o lesión de origen óseo, ligamentoso o articular. El elevado nivel de oxígeno en sangre favorece la regeneración de los tejidos, la recuperación y creación de nuevos capilares y, además, la favorece la formación ósea, fundamental para una recuperación más rápida en lesiones traumatológicas.
Este tipo de terapia ha demostrado su eficacia en este tipo patologías, siendo hoy en día considerada una parte más de los procesos de recuperación de deportistas de elite de grandes clubes deportivos.

Patologías:

  • Enfermedades articulares y de ligamentos
  • Injertos
  • Osteomielitis (inflamación de la médula ósea y del hueso)
  • Rehabilitación
  • Tratamientos pre y postquirúrgicos
  • Trauma/Lesión
Indicaciones de la Medicina Hiperbárica

Clínica Médica: el oxígeno hiperbárico ha demostrado tener efectos desinflamatorios y cicatrizantes y reparadores de tejidos, además de que aumenta el flujo sanguíneo del sistema nervioso central y periférico y tener un importante efecto beneficioso sobre los neurotransmisores. Esto convierte a la Medicina Hiperbárica como un tratamiento especialmente indicado para la fibromialgia, al reducir, revertir e incluso eliminar sus síntomas.

Patologías:

  • Fibromialgia
  • Fatiga crónica
  • Migrañas
  • Acúfenos. Sordera súbita y síndromes vertiginosos


Heridas:
 Hay heridas especialmente difíciles de tratar y curar que son objeto de tratamiento de la Medicina Hiperbárica. Su efecto antiinflamatorio y bactericida se suma a que el oxígeno hiperbárico favorece la estimulación de colágeno (fundamental en la cicatrización de heridas y reparación de tejidos), la formación de nuevos vasos sanguíneos y la formación de células madre.

Patologías:

  • Gangrena de Fournier (enfermedad infecciosa caracterizada por una acción necrotizante que afecta de manera muy rápida y que aparece en la zona perineal, genital y perianal)
  • Escaras
  • Heridas postquirúrgicas
  • Injertos
  • Pie diabético
  • Quemaduras
  • Úlceras


Medicina del Deporte:
 la terapia con oxígeno hiperbárico es ideal para personas que practican deporte y para pacientes con lesiones producidas por su práctica.
Su uso acelera la recuperación después de una competición, además de optimizar el entrenamiento, resistencia y volumen muscular.
Por otra parte la hiperoxia hace que la recuperación y rehabilitación de tejidos, lesiones de ligamentos, tendones, músculos y articulaciones sea más rápido y efectivo.

Patologías:

  • Lesiones de tendones y ligamentos
  • Lesiones musculares
  • Recuperación postejercicio
  • Síndrome de Fatiga Subaguda y Crónica


Neurología:
 la terapia con cámara hiperbárica aumenta el flujo sanguíneo cerebral, disminuye el edema, mejora los procesos de reparación de los tejidos lesionados, tiene efectos beneficiosos sobre algunos neurotransmisores y aumenta el flujo de oxígeno en el sistema nervioso central.
En el caso del Parkinson, se ha observado que todo esto, consigue disminuir el temblor y la rigidez característicos de la enfermedad.

Patologías:

  • Accidente Cerebrovascular e Ictus
  • Enfermedad de Alzheimer
  • Enfermedad de Parkinson
  • Esclerosis Múltiple
  • Lesiones en la Médula Espinal


Neurología Infantil:
 en niños ayudas a la regeneración axonal (conexión de neuronal) tanto a nivel del sistema nervioso central como periférico. Además disminuye el edema cerebral, atenúa déficit de motricidad, disminuye los riesgos de secuelas y estimula el riego sanguíneo evitando trastornos circulatorios cerebrales. También mejora la función motora y el control de la motricidad final (coordinación de los movimientos musculares de pequeñas partes del cuerpo, como pueden ser los dedos).

Patologías:

  • Espectro autista
  • Parálisis Cerebral
  • Trastorno Generalizado del Desarrollo (grupo de trastornos que afectan el crecimiento de los niños en los primeros años de su vida)


Oncología:
 la cámara hiperbárica en la que se realiza el tratamiento genera una hiperoxia tan fuerte que llega a todas las células del cuerpo, incluidas las tumorales. El oxígeno a una presión tan alta hace que éstas puedan llegar a disminuir su crecimiento e, incluso, favorezcan su disminución. Además, también está indicado tras los tratamientos con radioterapia, al ayudar a una más rápida regeneración celular.
Los pacientes oncológicos presentan una mejor tolerancia a los tratamientos mejorando así su calidad de vida.

Patologías:

  • Radioterapia
  • Quimioterapia
  • Tumores


Rehabilitación:
 el aumento de la cantidad de oxígeno en sangre produce un incremento del flujo sanguíneo cerebral, tiene efectos desinflamatorios, disminuye el edema, mejora los procesos de reparación de tejidos lesionados, tiene efectos beneficiosos sobre los neurotransmisores y hace que el sistema nervioso central pueda consumir más oxígeno. Todos estos mecanismos aceleran los procesos de recuperación y rehabilitación.

Patologías:

  • Lesiones musculares, osteoarticulares, postquirúrgicas y traumatismos
  • Rehabilitación de pacientes neurológicos: Alzheimer, Parkinson
  • Rehabilitación tras Accidente Cerebrovascular
  • Traumatismo con daño cerebral


Reumatología:
 la rapidez en llegar a las células del oxígeno hiperbárico consigue una mayor eficacia en los procesos desinflamatorios y en la regeneración de los tejidos necesarios para la mejoría de la sintomatología de las enfermedades reumáticas.

Patologías:

  • Artritis
  • Artrosis
  • Esclerodermia (enfermedad inmunológica caracterizada por un endurecimiento de la piel pero que también puede afectar a los órganos internos del cuerpo)
  • Fibromialgia
  • Vasculitis (inflamación de los vasos sanguíneos)


Traumatología:
 la terapia hiperbárica está totalmente indicada para cualquier traumatismo o lesión de origen óseo, ligamentoso o articular. El elevado nivel de oxígeno en sangre favorece la regeneración de los tejidos, la recuperación y creación de nuevos capilares y, además, la favorece la formación ósea, fundamental para una recuperación más rápida en lesiones traumatológicas.
Este tipo de terapia ha demostrado su eficacia en este tipo patologías, siendo hoy en día considerada una parte más de los procesos de recuperación de deportistas de elite de grandes clubes deportivos.

Patologías:

  • Enfermedades articulares y de ligamentos
  • Injertos
  • Osteomielitis (inflamación de la médula ósea y del hueso)
  • Rehabilitación
  • Tratamientos pre y postquirúrgicos
  • Trauma/Lesión

Galería de imagenes

cámara con chica cámara de medicina hiperbárica Interior de Camara

Sección

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información Aquí. CERRAR