Las lluvias y el viento primaveral pueden aumenta...

Las lluvias y el viento primaveral pueden aumentar los casos de conjuntivitis alérgica

dandelion-2101799_1920

Si la primavera es lluviosa, puede darse un aumento de los casos de conjuntivitis alérgica, uno de los trastornos oculares más frecuentes en esta época del año. El motivo es que en los días de tormenta primaveral se producen “aumentos bruscos de concentraciones de polen”, afirma la Dra. María Capote, oftalmóloga del Hospital La Milagrosa de Madrid.

Para prevenir este trastorno, la Dra. Capote asegura que lo mejor es evitar la exposición al alérgeno. Asimismo, en el caso de la conjuntivitis crónica, también se aconseja mantener una correcta higiene del hogar.

En el caso de la conjuntivitis estacional, cerrar las ventanas en los días de viento, colocar filtros antipolen, no frotarse los ojos, lavado de manos frecuente, no usar lentes de contacto durante las crisis, y realizar revisiones en Servicios de Oftalmología para detectar síntomas precoces.

El tratamiento de la conjuntivitis alérgica empieza con medidas locales tales como lavados con suero fisiológico frío y lágrimas artificiales sin conservantes. Y, en los casos en que estas medidas no son efectivas, se recomienda acudir de nuevo al oftalmólogo de confianza para que valore la necesidad de administrar colirios antiinflamatorios, antihistamínicos, corticoides o incluso medicación oral, concluye la Dra. Capote.

Puedes leer la noticia completa en periodistadigital.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información Aquí. CERRAR