¿Es recomendable extirpar siempre las anginas?

¿Es recomendable extirpar siempre las anginas?

amigdalitis

Es muy habitual que los niños se quejen de dolor de garganta. En ocasiones este malestar hace que dejen incluso de comer, lo que lleva a que los padres piensen que se trata de un trastorno digestivo.

Cualquier infección en las amígdalas, comúnmente conocidas como anginas, bien sea por virus o por bacterias, puede provocar el dolor de garganta. Estas dos masas de tejido sirven de filtro para los gérmenes nocivos que entran a través de la boca o la nariz, evitando su paso al interior del cuerpo mediante la activación del sistema inmune.

El problema surge cuando estos patógenos se instalan en las anginas, momento en el que aparecen las dolencias, el dolor e incluso, la fiebre.

Por otro lado, se ha visto que unas anginas de gran tamaño puede ocasionar problemas en los niños dificultando la ingestión de alimento sólido o incluso provocar la apnea obstructiva del sueño. Por ello, en determinadas ocasiones, los especialistas pueden optar por recomendar su extirpación.

¿Qué son las amígdalas?

Las amígdalas y las adenoides, ambas partes del sistema linfático, están ubicadas tras la garganta y detrás de la nariz, respectivamente. Hay varios tipos de amígdalas:

– Palatinas: más conocidas como anginas, están en la entrada de la orofaringe
– Lingual: se encuentra en la base de la lengua
– Faríngea: está en el techo de la faringe y en la parte posterior se ubican las adenoides
– Tubárica: rodea el extremo faríngeo de la Trompa de Eustaquio

Principales problemas de las amígdalas

El principal trastorno que sufren estos tejidos es la infección por un virus o bacterias que provocan la consiguiente inflamación de la zona, lo que se denomina amigdalitis. Además, una inflamación de las adenoides, produce dolor, problemas de respiración y trastornos en los oídos. Se suelen dar sobre todo en niños, pero también están presentes entre los adultos.

Los síntomas más habituales provocados por la amigdalitis son:

– dolor de garganta con amígdalas rojas o recubiertas de pus blanco o amarillo
– fiebre
– molestias al tragar
– ganglios inflamados

 Tratamientos

El tratamiento que se suele prescribir en el caso de una infección bacteriana son los antibióticos. En cambio, si es un virus, el desencadenante de la amigdalitis, no se suele tratar con antibiótico sino que se pautan medidas para calmar el dolor y mejorar el malestar del paciente.

¿Qué otros tratamientos pueden aliviar el dolor de garganta?
• Beber muchos líquidos
• Tomar alimentos blandos
• Usar un humidificador
• Tomar analgésicos

¿Cuándo es recomendable extirpar las anginas?

Se recomienda quitar las anginas, entre otros, cuando:

– la amigdalitis se vuelve recurrente o conlleva síntomas graves de fiebre, abscesos repetidos, que suelen generar hasta dolor de cuello y tortícolis, o fiebre

– tamaño excesivo de las amígdalas que genera dificultades para respirar o tragar alimentos

– apnea obstructiva del sueño, un trastorno en el que el engrosamiento de las amígdalas obstruye parte de las vías respiratorias con episodios de falta de aire mientras se duerme
– En caso de sospecha de un tumor maligno

Dr. Daniel Poletti
Servicio de Otorrinolaringología
Hospital La Milagrosa de Madrid

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información Aquí. CERRAR