La gripe. Conoce sus síntomas y cómo tratarla

La gripe. Conoce sus síntomas y cómo tratarla

gripe

Como cada año, se acerca la temporada de la gripe estacional, una infección vírica fácilmente transmisible. Se trata de un virus más habitual durante el invierno en el caso de los climas templados, mientras que en los países ubicados en zonas tropicales, la epidemia de gripe puede producirse durante todo el año.

Afecta a millones de personas anualmente, entre el 5 y el 10% de los adultos y entre el 20 y 30% de los niños. Además, la gripe provoca entre 3 y 5 millones de casos de patología severa principalmente en mayores de 65 años, datos que señalan la necesidad de despejar ciertas dudas sobre este trastorno: ¿tengo gripe o es sólo un catarro?, ¿debo tomar algo para la fiebre? o ¿es necesario que me vacune?

Principales síntomas

Pueden tardar hasta una semana en aparecer los primeros signos de la patología desde que una persona infectada está en contacto con otra que le transmite el virus, pero lo normal es que en un par de días comiencen a notarse sus efectos. Estos son:

–       Fiebre: el principal mecanismo de alarma del cuerpo ante el virus de la gripe es una subida rápida de la fiebre, hasta entre 39 y 41 ºC, siendo especialmente elevada en el caso de los niños.

–       Tos: generalmente seca.

–       Mocos: es habitual que, al igual que en el resfriado común, se produzca intensa secreción mucosa y congestión nasal.

–       Dolor corporal: el paciente sufre dolores musculares y articulares que le dejan prácticamente postrado en la cama, sin fuerzas para moverse, levantarse o, incluso, permanecer sentado.

–       Dolor de garganta y cabeza: se produce una sensación de quemazón en la garganta y dolor al tragar incluso sólo la saliva, así como dolor de cabeza continuo.

–       Escalofríos: las subidas y bajadas de fiebre provocan escalofríos en el cuerpo. La fiebre demasiado alta puede llegar a provocar convulsiones.

–       Decaimiento: el paciente está debilitado.

–       Náuseas y vómitos: el virus de la gripe puede afectar también al aparato digestivo, con consecuencias como náuseas y vómitos e, incluso, diarrea.

¿Cómo tratarla?

Como todo virus, la gripe permanece en el cuerpo durante unos días y tras ese proceso gripal, el paciente se recupera. Salvo la vacunación para evitar contraerla o algunos medicamentos antivíricos cuya eficacia está cuestionada, la gripe se trata de forma sintomática. Para mitigar los efectos del virus de la influenza, es aconsejable:

–       beber muchos líquidos

–       no fumar ni beber alcohol

–       comer alimentos que refuerzan el sistema inmune, como calabaza y huevo; o ricos en vitamina C, como granada, kiwi, mandarina y naranja; o incluso, antitusivos, como miel o manzanilla.

–       tomar antitérmicos para bajar la fiebre y medicación específica para aliviar la tos o el dolor de garganta.

¿Cuándo acudir al médico?

Generalmente, no es necesario acudir al médico, a no ser que se trate de una persona de cualquiera de los grupos de riesgo, los síntomas se vuelvan incontrolables o haya sospecha de complicaciones graves.  Las posibles complicaciones incluyen  la neumonía (inflamación en los pulmones), la meningitis (inflamación de las meninges, el tejido que rodea el cerebro y la médula espinal) y la encefalitis (inflamación del cerebro) que pueden producir convulsiones.

Dr. Ismael Said Criado

Servicio de Medicina Interna

Hospital La Milagrosa de Madrid

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información Aquí. CERRAR