Intoxicación voluntaria por drogas: actuación en l...

concert-731227_1920

Las drogas de abuso o recreacionales son sustancias químicas naturales o sintéticas que se utilizan por cuenta propia, para alcanzar estados alterados de conciencia. En otras ocasiones son utilizadas para suprimir la voluntad de terceras personas (sumisión química), normalmente, con el fin de ejecutar robos o para mantener relaciones sexuales que de otra manera no hubieran sido consentidas.

El tema de la identificación médica de estas sustancias ha tomado particular interés en la actualidad, por el avance de la subcultura del chemsex (uso de sustancias para facilitar la actividad sexual de manera recreativa) y el uso de drogas para realizar actos delictivos (robos, secuestros o violaciones, etc).

A día de hoy el cribado de estas sustancias no se ha demostrado beneficioso de manera sistemática, recomendándose sólo en los casos en los que la sospecha de intoxicación sea alta. En los servicios de urgencias los exámenes de cribado (Screening) se utilizan en el caso de sospecha de intoxicación que ponga en riesgo la vida del paciente o ante la sospecha de intoxicación involuntaria. Las drogas de sumisión más habituales son: alcohol, gamma hidroxibutirato (GHB), hipnóticos (benzodiacepinas), sedantes y anestésicos (ketamina), barbitúricos, alucinógenos y otras drogas como la burundanga. Por desgracia, estas sustancias son muy variadas y, con frecuencia, indetectables, ya que la mayoría de estas drogas poseen una vida media corta, se administran a dosis bajas, no pueden ser rastreadas con los exámenes habituales o estos exámenes no están a día de hoy disponibles de manera rutinaria. También es frecuente que estas drogas sean utilizadas en combinación, especialmente con el alcohol.

Normalmente en la mayoría de los servicios de urgencias, como del Hospital La Milagrosa, se realizan pruebas de screening en orina que suelen incluir: anfetaminas, cocaína, marihuana (THC), metanfetaminas, opiáceos, fenciclidina (polvo de ángel), benzodiacepinas, antidepresivos tricíclicos, barbitúricos, MDMA (éxtasis), metadona y morfina. Sin embargo, existen muchas drogas sin screening habitual como son: la ketamina, las setas y resto de plantas alucinógenas, LSD y poppers (nitritos de alquilo).

El screening en caso de sospecha de intoxicación involuntaria (drogas de sumisión) debe hacerse a través de la activación de recursos legales, en ocasiones siguiendo el protocolo de violencia de género, y acompañado de una correcta cadena de custodia, por la repercusión legal que esto conlleva.

¿Qué hacer ante la sospecha de intoxicación involuntaria? 

Primero, no alarmarse. En caso de sospechar de haber sido víctima de sumisión química es importante acercarse o contactar lo antes posible con las unidades pertinentes (Policía Nacional, Guardia Civil, etc).

¿Qué síntomas puede tener?

Amnesia, pérdida de conciencia, agitación, alucinaciones, alteración del juicio o comportamiento, alteraciones del habla o del movimiento y de la marcha, mareo, alteraciones visuales, náuseas, vómitos, confusión. Por desgracia estos síntomas también pueden ser causados por una droga legal al alcance de todos: el alcohol, lo que dificulta en la mayoría de las ocasiones la determinación del carácter (voluntario o involuntario) de la ingesta.

Dependiendo del tipo de ingesta sospechada y el tiempo de evolución, existen estudios específicos en sangre, orina e incluso cabello, que deberán realizarse por personal especializado en instancias pertinentes, y muchas veces, por forenses. Se pueden requerir estudios no biológicos (por ejemplo: de la bebida, ropa, etc). A pesar de una correcta atención, la mayoría de los casos de sumisión química no pueden ser confirmados por medio de laboratorio.

Es importante tomar conciencia del uso actual de estas sustancias y evitar situaciones vulnerables.

Dr. Noé Navarro, médico de urgencias del Hospital La Milagrosa

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información Aquí. CERRAR