Glaucoma: cuando el túnel se estrecha

Glaucoma: cuando el túnel se estrecha

Glaucoma

Glaucoma

El glaucoma constituye la primera causa de ceguera evitable en el mundo desarrollado. El glaucoma es una enfermedad ocular que consiste en un aumento de la presión quedaña el nervio óptico y provoca una pérdida progresiva de la visión periférica. En la mayor parte de los casos, esta alteración del campo de visión se produce de forma gradual e indolora, por lo que muchos pacientes no la perciben hasta que es permanente e irreversible.

El glaucoma afecta a más de un 3 % de la población y es, junto con la diabetes, la principal causa de ceguera en España. Afecta principalmente a personas mayores de 40 años y a aquellas con antecedentes familiares de glaucoma.

Síntomas
La sintomatología varía en función del tipo de glaucoma que se padece:

  • El glaucoma crónico es la forma más frecuente, y en las fases iniciales no produce ningún tipo de molestia. Si la presión se mantiene elevada durante un tiempo prolongado, se afecta el nervio óptico y lentamente se deteriora la visión periférica. En los estadios avanzados, la visión queda reducida a la zona central del campo visual, de forma que el paciente tiene la sensación de mirar a través de un tubo.
  • El glaucoma agudo es mucho menos frecuente. Su aparición se caracteriza por un dolor intenso, iniciado de forma súbita alrededor del ojo, y por la disminución de la visión. En algunos casos se puede acompañar de dolor de cabeza, náuseas y vómitos.

La detección precoz
El mejor tratamiento del glaucoma es el diagnóstico precoz y al tratarse de una enfermedd asintomática y quese puede prevenir, es imprescindible la realización de controles anuales de la presión intraocular a partir de los 40 años.

Una vez diagnosticado, el tratamiento variará en función de la respuesta a los tratamientos y el nivel de daño en el nervio óptico.

Tratamiento médico
La forma inicial y más frecuente de tratar el glaucoma consiste en la aplicación de colirios (gotas), con el objetivo de disminuir la presión intraocular. Si el tratamiento se realiza de forma correcta, en la mayoría de los casos se consigue frenar la evolución.

Láser
Si la presión no se controla con el tratamiento médico, la siguiente opción es la utilización del láser. Con este procedimiento se pretende facilitar la salida del fluido ocular, con lo que se consigue la reducción de la presión intraocular.

Cirugía
Es el último paso en el tratamiento del glaucoma. Consiste en ampliar la zona de salida del fluido intraocular mediante la creación de una válvula de escape o mediante el implante de una válvula de drenaje artificial.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información Aquí. CERRAR