Hidrocefalia

Hidrocefalia
Hidrocefalia
¿QUÉ ES LA HIDROCEFALIA?
Este término deriva de las palabras griega hydro, que significa agua, y cephalus, que significa cabeza. Como el nombre indica es una enfermedad en
la que la característica principal es el excesivo cúmulo de fluido en el cerebro.
Aunque la hidrocefalia fue una vez conocida como agua en el cerebro, ese
agua en realidad es líquido cefalorrquídeo (LCR)  un fluido cristalino que rodea al cerebro y la médula espinal. La excesiva acumulación de LCR tiene como resultado un aumento de los espacios del cerebro llamados ventrículos.
Este aumento puede dañar los tejidos del cerebro por aumento de presión.
¿HAY DIFERENTES TIPOS DE HIDROCEFALIA?
Puede ser congénita o adquierida.
La congénita se presenta en el nacimiento y puede deberse a anomalías genéticas o a factores que han actuado durante el desarrollo fetal. La adquirida se desarrolla tras el nacimiento y puede aparecer a diferentes edades y tener distintas causas.Además la hidrocefalia se clasifica en comunicante y no comunicante, según se
produzca por una alteración en la reabsorción o un bloqueo en la circulación. Una de las causas más frecuentes es la estrechez de uno de los conductos, el
llamado acueducto de Silvio.Otras formas que no pueden incluirse con exactitud en los apartados anteriores son la llamada hidrocefalia exvacuo y la hidrocefalia con presión normal, típicas de los adultos. La hidrocefalia exvacuo puede aparecer tras un traumatismo, atrofia o lesión vascular hay una disminución del volumen cerebral. La hidrocefalia a presión normal puede producirse tras infecciones, hemorragias, tumores, etc, o no tener causa conocida.
¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS?
Los síntomas dependen del tipo de hidrocefalia, la edad y la progresión de la enfermedad.
En los niños la capacidad de la cabeza de compensar los aumentos de volumen del LCR es diferente de los adultos; el cráneo de los niños puede
crecer para acomodarse al aumento de líquido, siempre que las suturas craneales permanezcan abiertas. En estos casos una manifestación temprana de la enfermedad será el aumento del perímetro cefálico. Otros síntomas en niños son alteraciones del sueño, irritabilidad, vómitos, alteraciones en la mirada y crisis epilépticas.En niños mayores y adultos al no existir esa capacidad compensatoria del volumen del LCR, el aumento del mismo se traduce directamente en un
aumento de presión intracraneal, con cefalea, vómitos, alteración de la visión, somnolencia, o coma.
En ancianos y pacientes con hidrocefalia con presión normal, la triada clínica clásica es alteraciones en la marcha, incontinencia urinaria y demencia. Estos
síntomas son comunes con otras enfermedades que pueden aparecer en ancianos como Alzheimer o Parkinson, por lo que en ocasiones el diagnóstico puede requerir la realización de varios tipos de estudios.
¿CÓMO SE DIAGNOSTICA?
El diagnóstico se basa en la historia clínica, examen neurológico, estudios de imagen (TC y/o RM), estudios invasivos de monitorización, tests neuropsicológicos, etc. El especialista (neurocirujano) es el que elige los tests apropiados según la sospecha y es quien decide finalmente si la hidrocefalia es susceptible de tratarse mediante una intervención quirúrgica.
¿CUÁL ES EL TRATAMIENTO EN LA ACTUALIDAD?
Existen varias opciones de cirugía, dependiendo del tipo de hidrocefalia y de las características del paciente. En muchos casos se tratae mediante una
cirugía de ?derivación? a través de un sistema que lleva el líquido sobrante desde el cerebro al abdomen, la pleura o el corazón. Este sistema consta de una válvula que a veces puede regularse para que extraiga más o menos líquido y unos tubos que transportan el líquido.
En otras ocasiones la hidrocefalia puede tratarse mediante un procedimiento mínimamente invasivo, por endoscopia (ventriculostomía).Es esencial conocer que el diagnóstico y tratamiento precoces en cualquier tipo de hidrocefalia aumentan la probabilidad de una buena calidad de vida.
No hay medicos

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información Aquí. CERRAR