Cataratas

Cataratas
Cataratas

La catarata está causada por la pérdida de la transparencia del cristalino, la lente natural del ojo.

Aunque existen cataratas congénitas, las más frecuentes son las denominadas cataratas adquiridas que son el tipo más frecuente y la principal causa de pérdida de visión entre los mayores de 55 años.

¿Por qué se produce?

La catarata sucede antes o después en todas las personas con el paso del tiempo como parte del proceso natural de envejecimiento del cristalino. Enfermedades como la diabetes, fármacos como los corticoides,  radiación solar, traumatismos, cirugías o enfermedades oculares pueden producir la pérdida de transparencia del cristalino.

¿Cuáles son sus síntomas?

El síntoma inicial es el cambio de graduación, el paciente nota que no ve bien con sus gafas, e incluso puede empezar a ver mejor de cerca. Según progresa la catarata la visión es borrosa y no mejora con graduación. También puede producir mala visión nocturna, visión doble, atenuación de los colores o deslumbramiento con luz muy intensa. Si continúa progresando sin tratamiento puede llegar a la ceguera.

¿Se puede prevenir?

No se puede prevenir el desarrollo de cataratas. Sin embargo, la supresión de fármacos que producen catarata y el control de enfermedades sistémicas relacionadas puede retrasar el desarrollo de la misma.

¿Tiene tratamiento?

No todas las cataratas requieren tratamiento. En casos iniciales, con buena visión, se puede realizar seguimiento periódico hasta que llegue el momento de intervenir quirúrgicamente.

La catarata se opera cuando baja la visión o por fines refractivos para corregir la miopía, hipermetropía, astigmatismo o presbicia.

¿En qué consiste la intervención?

El procedimiento es ambulatorio, de unos minutos de duración, prácticamente indoloro, con resultados visibles en pocos días y con una rápida incorporación a la vida cotidiana.

La catarata se extrae mediante la facoemulsificación del cristalino y sustitución por una lente intraocular. Esta técnica es muy precisa, segura y de altísima efectividad.

Se utiliza anestesia en gotas. Se accede al interior del ojo a través de dos pequeñas incisiones realizadas en la córnea, se fragmenta la catarata con ultrasonido conservando el saco capsular posterior que sirve de soporte para la colocación de la lente intraocular graduada.

¿Cuáles son los cuidados postoperatorios?

Tras la intervención es necesario realizar un tratamiento en gotas durante el tiempo indicado por el médico. Es muy importante no frotarse el ojo, no dormir del lado operado y evitar sobresfuerzos durante unos días.

¿Se necesita gafa después de la operación?

Actualmente existe la posibilidad de obtener tras la cirugía la mejor calidad visual en distancias lejanas, intermedias y cercanas sin necesidad de utilizar gafas. Disponemos de una gran variedad de lentes intraoculares de última generación que tras un estudio exhaustivo de cada paciente, permiten una visión excelente.

No hay medicos

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información Aquí. CERRAR