En el Día del Libro, 7 claves para aprender a cuid...

En el Día del Libro, 7 claves para aprender a cuidar la vista mientras leemos

lectura tablet

Con motivo del Día del Libro que se celebra el 23 de abril, la dra. María Capote, del Servicio de Oftalmología del Hospital La Milagrosa de Madrid nos ofrece una serie de consejos para cuidar la vista durante la lectura:

1. Corregir los defectos de la vista (miopía, hipermetropía, astigmatismo o presbicia). La lectura durante tiempo prologado, ya sea en formato digital o en el formato clásico, sin una adecuada corrección en aquellos casos que sea necesario, puede llevar a dolores de cabeza, cansancio visual (astenopia) y ojos rojos. Ante cualquier síntoma de fatiga visual es recomendable acudir al oftalmólogo de confianza para una exploración exhaustiva y una graduación adaptada a las necesidades visuales de cada persona.

2. Descansar cada cierto tiempo. La regla 20-20-20, creada por el oftalmólogo Jeffrey Ashel, consiste en descansar cada 20 minutos, intentando enfocar durante 20 segundos a un objeto que se encuentre a 20 pies (6 metros aproximadamente). Esta recomendación permite relajar la acomodación del ojo y aumentar el parpadeo, reduciendo así los síntomas del esfuerzo ocular.

lecturas

3. Mantener la distancia adecuada del libro, ordenador y tablet. Una distancia adecuada cuando leemos es importante para evitar enfermedades de superficie ocular. Un espacio de al menos 35-40 centímetros entre nuestros ojos y el libro, tablet o teléfono, debiendo ser como mínimo de 50 cm cuando trabajamos con un ordenador o portátil.

4. Postura correcta. Es importante también que el dispositivo esté por debajo del eje visual. Leer tumbado sin almohadas o con las pantallas de ordenadores muy elevadas, suponen que el ojo esté más abierto y la superficie corneal más expuesta. Estando el material de lectura por debajo de la línea visual, al mirar hacia abajo el párpado cubre gran parte de la superficie ocular, evitando que estructuras como la córnea o la conjuntiva se irriten por agresión de agentes externos.

5. Adecuada iluminación. Una errónea distribución de la luz puede influir en la fatiga visual. Es recomendable leer con una luz de techo y otra accesoria, de forma que la iluminación del techo no esté justo encima nuestro, sino de forma paralela a la línea de visión, y la luz accesoria desde el lateral. Si leemos con pantallas retroiluminadas éstas deben estar de forma perpendicular a las ventanas y con una buena iluminación, nunca a oscuras.

6. Hidratación del ojo. Las lágrimas artificiales permiten mantener la superficie del ojo protegida de agresiones externas. Cuando leemos no parpadeamos lo suficiente, se evapora la película lagrimal que protege al ojo, y aumenta el riesgo de síntomas oculares, sobre todo si se trabaja en ambientes cerrados, con poca ventilación, y calefacciones o aires acondicionados. La aplicación de lágrimas durante el día o durante esfuerzos visuales prolongados no sólo mejora el confort y disminuye síntomas como el picor o la visión borrosa, sino que además previene el agravamiento de enfermedades oculares tales como el ojo seco, entre otras.

7. También en los niños. La salud visual no tiene edad y una lectura saludable debe iniciarse desde la infancia. Para un correcto desarrollo de la visión es importantísimo un seguimiento por parte del oftalmólogo, siendo necesaria una primera revisión en torno a los 2-3 años para descartar posibles problemas de visión como la miopía, hipermetropía…. La opinión del pediatra, los padres, los maestros y la gente cercana debe advertirnos de necesidad de adelantar esa primera consulta sí se detecta cualquier síntoma.

 

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información Aquí. CERRAR