Conocer tu fototipo, clave para una correcta prote...

Conocer tu fototipo, clave para una correcta protección solar

proteger la piel del sol

¿Qué es un fototipo?, ¿cuál es el factor de protección adecuado?, ¿cuánto tiempo puedo estar tomando el sol?

Éstas y otras preguntas son muchas de las que nos hacemos a la hora de comenzar a tomar el sol en verano y es que una correcta protección solar es clave para cuidar nuestra piel y evitar demás de su envejecimiento, evitar una agresión que pueda llegar a generar un melanoma o cáncer de piel.

La Dra. Cristina Nuñez, dermatóloga de nuestro Hospital, explica en la revista Hacer Familia las claves para proteger adecuadamente nuestra piel.

Uno de los recursos que más fácilmente tenemos al alcance de nuestra mano son los protectores solares, pero es importante saber utilizarlos correctamente y por ello, antes de adquirir una loción solar, es necesario conocer las necesidades y características individuales de cada piel.

Esta información la puede dar el fototipo que es el índice que define la capacidad que tiene la piel para asimilar la radiación solar. Existen varios tipos:

  • Fototipo I y II: personas de piel muy pálida, generalmente pelirrojos, rubios, con una piel que apenas se broncea y casi siempre se quema  al exponerse de forma prolongada a la luz solar directa.
  • Fototipo III: es el más común. Corresponde a personas con cabellos castaños y pieles intermedias, que enrojecen primero y se broncean después de su exposición al sol.
  • Fototipo IV y V: pertenecen a este grupo las personas de cabellos morenos o negros, de pieles oscuras que se broncean con rapidez al exponerse al sol directo.
  • Fototipo VI: típica de personas afrodescendientes

Una vez tenemos claro nuestro fototipo deberíamos preguntarnos cuál es el factor de protección solar (SPF) que más nos conviene. Este índice nos da idea del tiempo que podemos permanecer expuestos al sol sin riesgo de sufrir una quemadura. Cuanto más bajo sea el fototipo, mayor deberá ser el factor de protección que necesitamos.

De esta manera las personas con fototipos I y II deberían usar, como mínimo, un producto con SPF de 30, los fototipos III-IV mínimo de 20 y los V-VI mínimo de 15. Se deben elegir protectores “de amplio espectro” y resistentes al agua.

Además es conveniente seguir una serie de consejos para evitar los golpes de calor y la deshidratación:

  • Durante la primera semana de exposición solar utiliza una loción con un SPF alto.
  • No te expongas al sol entre las 12:00 y las 16:00 horas
  • Aplícate el protector 30 minutos antes de iniciar la exposición y repite la aplicación cada 2 horas y después de cada baño, de practicar ejercicio o si se ha sudado mucho. Es conveniente también usar el protector solar aunque esté nublado.
  • Ponerse una cantidad que cubra de forma homogénea y suficiente toda la superficie expuesta, incluyendo labios, orejas, cuello y dorso de los pies.
  • Protégete buscando la sombra y utilizando sombreros o gorras, camisetas, pareos u otras prendas y gafas adecuadas.
  • Bebe agua frecuentemente para mantener una correcta hidratación.

Y disfruta del sol sin riesgos.

 

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información Aquí. CERRAR