¿Cómo diferenciar una gripe de un catarro?

¿Cómo diferenciar una gripe de un catarro?

gripe_resfriado

Estamos en época de frío y los cambios bruscos de temperatura, propician un entorno adecuado para la propagación del virus de la gripe y otros virus responsables de catarros y resfriados.

Pero ¿sabemos diferenciar los síntomas de la gripe? El equipo de Medicina Interna del Hospital La Milagrosa nos da las claves para poder distinguirlos.

En primer lugar, el resfriado común o catarro de vías respiratorias altas puede darse varias veces a lo largo de un año. En el caso de la gripe, ésta consiste en una infección de la nariz, faringe, bronquios e incluso puede llegar a los pulmones. Es de origen vírico (virus influenza) y las personas lo pueden contraer una vez cada varios años.

He aquí las claves para distinguir los síntomas de gripe y resfriado común

9 diferencias gripe y catarro

¿mo tratarla?

En la gran mayoría de los casos, la resolución del catarro y la gripe es cuestión de días. No obstante, además de poder tomar antitérmicos o antiinflamatorios, para a aliviar los síntomas, se recomienda:

–      Beber muchos líquidos

–      No fumar, ni beber alcohol

–      Tomar alimentos que refuerzan el sistema inmune, como calabaza y huevo; o ricos en vitamina C, como granada, kiwi, mandarina y naranja; o incluso, antitusivos, como miel o manzanilla.

–       No está indicado el antibiótico al ser una enfermedades vírica.

–       Es importante descansar bien

Por otro lado es recomendable consultar con un médico, si los síntomas no cesan pasados los 7-10 días o si aparecen síntomas diferentes como ahogo, dificultad respiratoria o dolor torácico, ya que estas enfermedades pueden complicarse si estamos bajos de defensas. Se debe prestar especial atención a los siguientes colectivos:

–         Mayores de 65 años, sobre todo los que viven en residencias.

–         Niños menores de 6 meses de edad.

–         Embarazadas en cualquier trimestre de gestación.

–         Personas con enfermedades crónicas cardiovasculares o pulmonares.

–         Personas con enfermedades crónicas metabólicas (diabetes, obesidad), renales, hepáticas, infecciosas (VIH) e inmunológicas.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información Aquí. CERRAR